Pactos para formar gobierno

Loading...

Traductor

jueves, 31 de enero de 2013



Fábula de ayer....

(de Félix María de Samaniego)


FABULA XVIII
EL CALVO Y LA MOSCA 

Picaba impertinente
en la espaciosa calva de un anciano
una Mosca insolente.
Quiso matarla, levantó la mano,
tiró un cachete, pero fuese salva,
hiriendo el golpe la redonda calva.
Con risa desmedida
la Mosca prorrumpió: «Calvo maldito,
si quitarme la vida
intentaste por un leve delito,
¿A qué pena condenas a tu brazo,
bárbaro ejecutor de tal porrazo?»
«Al que obra con malicia,
le respondió el varón prudentemente,
rigorosa justicia
debe dar el castigo conveniente,
y es bien ejercitarse la clemencia
en el que peca por inadvertencia.»
Sabe, Mosca villana,
que coteja el agravio recibido
la condición humana,
según la mano de donde ha venido»;

Que el grado de la ofensa tanto asciende
cuanto sea más vil aquel que ofende.


Fábula de hoy...

Los papeles de Luís Bárcenas

María Dolores de Cospedal
            
      Después de las explicaciones dadas por María Dolores de Cospedal, Secretaria General del PP, en una rueda de prensa (El Mundo/31/01/13),  sobre los supuestos papeles del PP que han sido publicados por el diario "El País", y que, según dicho periódico, son cuentas anotadas por Luís Bárcenas, negando que dichos papeles se correspondan con la contabilidad del Partido Popular,diciendo:. "La información la desmiento tajantemente" y añadiendo que "No tenemos absolutamente nada que ocultar". Igualmente, ha dicho que la contabilidad del partido es "única, clara, transparente, limpia" y que ha sido sometida todos los años a la legalidad oficial del Tribunal de Cuentas.. Además, ha afirmado rotundamente que "Los primeros que estamos indignados somos el Partido Popular",
      También ha indicado que el PP emprenderá acciones judiciales para "demostrar la verdad y acallar muchos infundios, injurias y calumnias que se están vertiendo estos días". Ha añadido que el PP emprenderá, como partido, actuaciones judiciales por su parte y también individualmente cada uno de los dirigentes que han sido afectados por dichas publicaciones. Incluso, el presidente del Gobierno también emprenderá acciones legales y ha manifestado Cospedal que Rajoy está muy tranquilo y "haciendo lo que tiene que hacer" (en contra de  lo que hicieron los socialistas cuando gobernaban, porque nunca hicieron lo que tenían que hacer, sino todo lo contrario). Ha añadido: "No tengo la menor duda de que la única intención de esa pretendida información es perjudicar al PP, a sus dirigentes y al presidente del Gobierno", y afirma rotundamente:"los responsables tendrán que asumir las consecuencias". Además, las empresas constructoras a las que han acusado de pagar comisiones ilegales al PP, también se suman al rosario de querellas que recibirán los autores de tan apabullante noticia de los pagos "en negro, blanco y technicolor", para que demuestren con toda clase de pruebas y evidencias que exige la Ley ante  tales afirmaciones  y se pueda clarificar la verdad de los hechos y condenar a los culpables, si los hubiera, o a los calumniadores que parece haberlos..
      Poco después de la intervención de Cospedal, el presidente Rajoy ha convocado un Comité ejecutivo Extraordinario para el próximo sábado.
Alfredo Pérez-Rubalcaba
      Y a todas estas declaraciones, el Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez-Rubalcaba ("la mosca" de la fábula) ha hecho unas declaraciones en las que exige al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy  (el  calvo de la fábula, aunque quien lo está es Rubalcaba), que "salga él" y comparezca públicamente y sin más demora para responder a dos preguntas: si cobró los sueldos y si lo hizo "en negro o en blanco". Añadió que las explicaciones de Cospedal "no vale" y, ya para rizar el rizo del cinismo hasta llegar a hacer un completo tirabuzón, añadió que Cospedal intentó desde su cargo "paralizar las investigaciones de la Policía, jueces y fiscales sobre el "caso Gürtel". ". Insiste: "Llegó a decir que el Estado espiaba al PP. Lo recuerdo muy bien porque yo era entonces ministro del Interior". Exacto, el Ministro del Interior era el único que podía parar las investigaciones de la Policía por ser el jefe supremo de la misma, pero no la Secretaria General del partido de la oposición, cosa que parece olvidar el por entonces Ministro.
Mariano Rajoy
        "Tiene que ser el presidente del Gobierno el que dé explicaciones", "es su responsabilidad porque lo que hoy está en tela de juicio no es sólo el nombre del PP o del presidente del PP, es el nombre del presidente del Gobierno de España", ha añadido en una defensa de la justicia y la honorabilidad que ni él  mismo se la cree, después de haber protagonizado su partido los mayores escándalos de corrupción de la democracia, con un total de 264 casos abiertos, de los 730 en total por corrupción, instado contra cargos públicos o políticos, según el informe, presentado ayer ante la Comisión de Justicia del Congreso, por parte del Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido; de cuyo total, el PP tiene abiertos 200 casos, correspondiendo el resto a las diversas formaciones políticas.
      Rubalcaba (al que llaman "Rubalcalva")  afirma categóricamente que "no es un caso normal de corrupción" (tendría que haber añadido que "los normales eran los nuestros, que de eso sabemos un rato largo y tendido"), e insiste que "implica directamente al Presidente del Gobierno"  y, por ese motivo, y por su deseo ferviente de hacer justicia (cuestión esta que se le olvidó cuando estaba en el Gobierno, todo hay que decirlo), le pide a Rajoy que comparezca., para que diga si recibió o no dichos pagos, y si lo hizo "en negro" o en "blanco".
         "Esta situación se está haciendo insoportable" (desde luego que sí, especialmente para los socialistas desde que perdieron las elecciones generales, cosa normal en los "demócratas" de izquierda cuando han perdido el poder, como demuestra la historia de España del siglo XX y los ardides que utilizaban para conseguir quitar del Gobierno a quienes habían recibido los votos legítimos del pueblo, en un acto de total "respeto" a la democracia).
       También, la cúpula del PSOE se reúne en la calle Ferraz para estudiar la información publicada sobre Bárcenas y los supuestos sobresueldos, para estudiar así qué acciones emprender por los "adalides de la justicia", o sea, el PSOE, contra unos hechos que la dirección de dicho partido califica de "gravísimos"
       Es curiosa la coincidencia de que todo este revuelo se ha levantado a raíz de las investigaciones sobre Pujol, padre e hijo, y Artur Mas, por posibles delitos de corrupción y blanqueo de dinero, lo que no es conveniente para el intento separatista de los nacionalistas catalanes a los que tanto ha aplaudido antes el PSOE y de los que siempre ha sido aliado; además, del beneficio que obtendría el PSOE si consiguiera encontrar una forma de engañar, una vez más, al pueblo, haciéndole creer que  el PP es una panda de corruptos y los que deberían volver al poder, con elecciones anticipadas, es el PSOE y que los ciudadanos olviden cómo  dejó a España "de bien" en todos los aspectos, cuando los votos les dieron el salvoconducto para que se fueran a hacer encaje de bolillos a la oposición. Además, esta situación les conviene en su tarea de desestabilización política, a lo que coadyuva estar continuamente ayudados por los Sindicatos para crear un continuo estado de crispación social, en una demostración clara de que todo lo hacen por "el bien del país", al que hubieran querido trocear como una tarta y repartir las porciones entre los otros "demócratas", nacionalistas y separatistas incluidos, pero siempre dentro del más estricto respeto a la "legalidad", esa que tanto le preocupa a Rubalcaba y sus compañeros de partido, menos cuanto están en el Gobierno.
         Naturalmente, la corrupción hay que perseguirla y castigarla allá donde esté, porque la legalidad y el respeto a las leyes es la raíz de cualquier Estado de Derecho. La Justicia tiene que ser quien declare la existencia o no de los hechos ilícitos que se imputan al PP, y si así fuera, que la ley caiga sobre los culpables. En caso contrario, se tendrá que castigar a quienes levantan calumnias e injurias contra sus rivales políticos para conseguir así crear un clima de crispación que le sea propicio a sus propios intereses de partido derrotado en las urnas.
       "La mosca" de la fábula (Rubalcaba como cabeza del PSOE)  pregunta al Mariano Rajoy qué le hará a su brazo ejecutor (los miembros del PP que han cobrado dinero en negro) y así intenta  darle voz a quienes están detrás de esta publicación de las supuestas cuentas, exigiendo que se "haga justicia" (o sea, que se condene a los del PP y se dejen tranquilos a los aliados del PSOE y al propio partido socialista, porque no conviene escarbar mucho en los asuntos propios), por lo que le pregunta a Rajoy sobre tales acusaciones, a las que éste  podría responder, antes de que lo hagan los Tribunales:


            "Que el grado de la ofensa tanto asciende
            cuanto sea más vil aquel que ofende".